Muy Interesante

Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla. (Sigmun Freud)
Avatar de Usuario
Jose
Moderador
Moderador
Mensajes: 921
Registrado: 05 Ago 2008, 09:08
Ubicación: Sierra de Yeguas.
Contactar:

Re: Muy Interesante

Mensaje sin leer por Jose » 24 Mar 2020, 18:05

Cómo hablarle a tu hijo/hija sobre la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19)

8 consejos para tranquilizar y proteger a los niños
UNICEF

Imagen

Ahora mismo es fácil agobiarse por todo lo que se escucha sobre la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). También es comprensible que tus hijos estén nerviosos. Para los niños puede ser difícil entender lo que ven en internet o en la televisión, o lo que escuchan decir a otras personas, y pueden ser especialmente vulnerables a sentimientos de ansiedad, estrés y tristeza. Sin embargo, mantener una conversación abierta y sincera con tus hijos podrá ayudarlos a entender y sobrellevar la situación e incluso a hacer una contribución positiva para los demás.

1. Hazle preguntas abiertas y escúchalo

Empieza por invitar a tu hijo a hablar del asunto. Averigua cuánto sabe y deja que lleve la iniciativa. Si es demasiado joven y todavía no ha oído hablar del brote, tal vez sea mejor no sacar el tema, pero puedes aprovechar para recordarle los buenos hábitos de higiene sin generarle nuevos miedos.

Busca un entorno seguro y permite que tu hijo hable abiertamente. Los dibujos, las historias y otras actividades podrían ayudarte a iniciar la conversación.

Lo más importante es no restar importancia a sus preocupaciones ni evitarlas. Demuéstrale que entiendes sus sentimientos y transmítele calma diciéndole que es normal asustarse por estas cosas. Demuéstrale que lo escuchas prestándole toda tu atención, y asegúrate de que sabe que puede hablar contigo y con sus profesores cuando lo necesite.

2. Sé honesto: explícale la verdad de la forma más adecuada para su edad

Los niños tienen derecho a conocer información veraz sobre lo que está pasando en el mundo, pero los adultos también tienen la responsabilidad de evitar que sufran. Utiliza un lenguaje adecuado para su edad, observa sus reacciones y sé delicado con su grado de ansiedad.

Si no tienes respuestas para sus preguntas, no hagas suposiciones. Aprovecha la ocasión para buscar las respuestas juntos. Los sitios web de organizaciones internacionales como UNICEF y la Organización Mundial de la Salud son buenas fuentes de información. Explícale que parte de la información que hay en internet no es rigurosa, y que es mejor confiar en los expertos.

3. Enséñale a protegerse a sí mismo y a sus amigos

Una de las mejores formas de proteger a los niños del coronavirus y otras enfermedades es, sencillamente, animarlos a lavarse las manos con frecuencia. No tiene que ser una conversación alarmante. Prueben a cantar juntos con The Wiggles o a hacer este baile para que el aprendizaje sea divertido.

También puedes enseñarle a cubrirse la tos o los estornudos con el codo, explicarle que es mejor no acercarse demasiado a las personas que tengan síntomas y pedirle que te avise si comienza a sentir fiebre, tos o dificultades para respirar.

4. Dale consuelo

Cuando vemos montones de imágenes preocupantes en la televisión o en internet, nos puede dar la sensación de que la crisis está por todas partes. Es posible que los niños no distingan las imágenes que ven en las pantallas de su propia realidad personal y crean que corren peligro inminente. Ayuda a tu hijo a lidiar con el estrés ofreciéndole oportunidades para jugar y relajarse siempre que sea posible. Sigue las rutinas y los horarios habituales, sobre todo la hora de irse a dormir, o intenta crear una nueva rutina si cambias de entorno.

Si hay un brote en tu zona, recuérdale a tu hijo que es improbable que contraiga la enfermedad, que la mayoría de las personas que tienen el coronavirus no se ponen muy enfermos y que hay muchos adultos trabajando sin descanso para protegerlos a ellos y a sus familias.

Si tu hijo se encuentra mal, explícale que debe quedarse en casa o en el hospital porque es lo más seguro para él y para sus amigos. Tranquilízalo diciéndole que sabes que a veces es difícil (o que puede asustar o ser aburrido), pero que, si sigue las normas, todo el mundo estará a salvo.

5. Averigua si está siendo víctima de estigmas o si los está difundiendo

El brote de coronavirus ha traído consigo numerosas denuncias de discriminación racial por todo el mundo, así que es importante comprobar que tu hijo no está siendo víctima ni está propiciando el acoso.

Explícale que el coronavirus no tiene nada que ver con la apariencia, el origen o el idioma que habla una persona. Si le han insultado o lo han acosado en la escuela, debería sentirse lo suficientemente cómodo para contárselo a un adulto de confianza.

Recuérdale a tu hijo que todo el mundo merece estar seguro en la escuela. El acoso siempre está mal y todos debemos hacer lo posible por transmitir generosidad y ayudarnos unos a otros.

6. Busca a las personas que están ayudando

Es importante que los niños sepan que la gente se está ayudando con actos de amabilidad y generosidad.

Comparte las historias de los trabajadores de la salud, los científicos y los jóvenes, que, entre otros, están trabajando para detener el brote y proteger a la comunidad. Para los niños puede ser un gran consuelo saber que hay gente compasiva tomando medidas.

7. Cuídate

Podrás ayudar mejor a tus hijos si tú también estás sobrellevando la situación. Los niños percibirán tu reacción a las noticias, así que les ayudará saber que estás tranquilo y que tienes todo bajo control.

Si sientes ansiedad o estás muy preocupado, tómate un tiempo para ti y habla con otros familiares, amigos o personas de confianza de tu comunidad. Busca tiempo para hacer cosas que te ayuden a relajarte y recuperarte.

8. Conversaciones cercanas y atentas

Es importante asegurarnos de que nuestros hijos no se quedan angustiados. Cuando termine la conversación, trata de identificar su nerviosismo observando su lenguaje corporal y su respiración y prestando atención a si está utilizando su tono de voz habitual.

Recuérdale a tu hijo que puede volver a hablar contigo sobre cualquier tema delicado en cualquier momento. Recuérdale que te importa, que lo escuchas y que siempre estás disponible si hay algo que le preocupe.

Información recopilada por Jacob Hunt, especialista en comunicaciones de UNICEF.
Social Media Strategist at UNICEF
New York, New York
ImagenImagen
José

Avatar de Usuario
Jose
Moderador
Moderador
Mensajes: 921
Registrado: 05 Ago 2008, 09:08
Ubicación: Sierra de Yeguas.
Contactar:

Re: Muy Interesante

Mensaje sin leer por Jose » 24 Mar 2020, 18:18


Todo lo que debes saber sobre el lavado de manos para protegerte del coronavirus (COVID-19)

Lavarte las manos te puede salvar la vida y proteger a tus seres queridos
UNICEF

Imagen

Los virus respiratorios como la enfermedad por coronavirus (COVID-19) se contagian cuando la mucosidad o las gotas que contienen el virus entran en el cuerpo a través de los ojos, la nariz o la garganta. Lo más frecuente es que esto suceda a través de las manos, que también son una de las vías más frecuentes de contagio de virus de una persona a otra.

Durante una pandemia mundial, una de las formas más baratas, sencillas e importantes de prevenir el contagio de un virus es lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

Esto es todo lo que debes saber para lavarte las manos correctamente:


1. ¿Cuál es la forma correcta de lavarse las manos?

Para eliminar cualquier rastro del virus de las manos, no basta con frotar y aclarar rápidamente. Este es el proceso para lavarse las manos de manera eficaz, paso a paso.

Paso 1: Mojarse las manos con agua corriente
Paso 2: Aplicar una cantidad suficiente de jabón para cubrir las manos mojadas
Paso 3: Frotar por toda la superficie de las manos (el dorso, el espacio entre los dedos y debajo de las uñas) durante, al menos, 20 segundos
Paso 4: Aclarar bien con agua corriente
Paso 5: Secarse las manos con un paño limpio o una toalla de un solo uso

2. ¿Cuánto tiempo debería dedicar a lavarme las manos?

Deberías dedicar entre 20 y 30 segundos a lavarte las manos. Una manera sencilla de calcularlo es cantar la canción del cumpleaños feliz entera dos veces.

Es igual para el desinfectante de manos: utiliza un desinfectante que tenga un contenido mínimo de alcohol del 60% y frótate las manos durante al menos 20 segundos para asegurarte de cubrir toda la superficie.

3. ¿Cuándo debería lavarme las manos?

En el contexto de la prevención del COVID-19, deberías lavarte las manos en las siguientes ocasiones:

Después de sonarte la nariz, toser o estornudar
Después de visitar un espacio público, como transportes, mercados y lugares de culto
Después de tocar superficies fuera de tu hogar, por ejemplo, dinero
Antes y después de cuidar a una persona enferma y también mientras la estés cuidando
Antes y después de comer

En general, siempre deberías lavarte las manos en los siguientes casos:

Después de ir al baño
Antes y después de comer
Después de estar en contacto con la basura
Después de tocar animales y mascotas
Después de cambiarle el pañal a un bebé o de ayudar a un niño a usar el retrete
Siempre que tengas las manos visiblemente sucias

5. ¿Tengo que usar agua caliente para lavarme las manos?


No, para lavarte las manos puedes usar agua a cualquier temperatura. El agua fría y el agua caliente son igual de efectivas a la hora de eliminar gérmenes y virus, ¡siempre y cuando utilices jabón!

6. ¿Tengo que secarme las manos con una toalla?

Los gérmenes se propagan más fácilmente por la piel húmeda que por la piel seca, así que es importante secarse las manos por completo. Secarse las manos con papel o con un paño limpio es la forma más efectiva de eliminar gérmenes sin extenderlos a otras superficies.

7. ¿Es mejor lavarse las manos o usar un desinfectante de manos?

En general, y siempre que se haga o se use correctamente, tanto lavarse las manos con agua y jabón como usar un desinfectante de manos son formas muy eficaces de eliminar la mayoría de gérmenes y patógenos. El desinfectante de manos suele ser más cómodo cuando no estás en casa, pero puede ser caro o difícil de encontrar en contextos de emergencia. Además, el desinfectante de manos con alcohol mata al coronavirus, pero no a todos los tipos de bacterias y virus. Por ejemplo, es relativamente ineficaz contra el norovirus y el rotavirus.

8. ¿Qué hago si no tengo jabón?

En caso de no tener jabón y agua corriente, la mejor opción es utilizar agua clorada o un desinfectante de manos que tenga un contenido mínimo de alcohol del 60%. Si estos tampoco están disponibles, el agua jabonosa y la ceniza pueden ayudar a eliminar las bacterias, aunque no son tan eficaces. Si utilizas estos métodos, es importante que te laves las manos lo antes posible cuando consigas acceso a instalaciones de lavado de manos y que, mientras tanto, evites el contacto con otras personas y superficies.

9. ¿De qué otras formas puedo contribuir a frenar la propagación del coronavirus?

Sigue el protocolo adecuado al estornudar y toser: cúbrete la boca y la nariz con un codo flexionado o con un pañuelo cuando tosas o estornudes, desecha el pañuelo inmediatamente y lávate las manos
Evita tocarte la cara (la boca, la nariz y los ojos)
Pon en práctica el distanciamiento social: evita dar la mano, abrazar o besar a otras personas, así como compartir comida, utensilios, vasos y toallas
Evita el contacto directo con cualquier persona que presente síntomas similares a los de la gripe o el resfriado
Busca ayuda médica lo antes posible si tú o tu hijo tienen fiebre, tos o dificultades para respirar
Limpia las superficies que hayan podido estar en contacto con el virus, y, en general, limpia todas las superficies con más frecuencia (sobre todo en espacios públicos).

Imagen
https://www.unicef.org/es/coronavirus/t ... s-covid-19
José

Avatar de Usuario
Jose
Moderador
Moderador
Mensajes: 921
Registrado: 05 Ago 2008, 09:08
Ubicación: Sierra de Yeguas.
Contactar:

Re: Muy Interesante

Mensaje sin leer por Jose » 26 Mar 2020, 18:43

Guía psicológica para sobrellevar la cuarentena de niños y adultos
Gestionar la incertidumbre y mantener la calma son algunas de las dificultades a superar

Imagen
Miembros de la familia Dorrio Cuadrado posan en el salón de su casa en Ferrol. Esta familia es una de las pocas familias de España con más de diez hijos, en su caso doce, la pandemia del coronavirus con su confinamiento les ha llevado a reprogramar su complicada vida diaria. / kiko delgado (EFE)

Maika Ávila
Madrid


Las fases que atraviesa una persona en cuarentena no son lineales. Se solapan. Incluso se pueden experimentar todas el mismo día. Enfado, rabia, sorpresa, negación, aceptación son algunas de ellas. Los especialistas coinciden en la necesidad dejar fluir y reconocer las emociones. Una cuarentena de estas características por la crisis del coronavirus se asemeja psicológicamente a un secuestro. Es objetivamente una situación traumática que puede llevarnos a situaciones emocionales complicadas, no vividas antes para una gran parte de la población en los países occidentales.

"Tras el periodo de shock inicial, en el que todos hemos pensado que ojalá fuera un mal sueño, la realidad es que la forma de vivir esta situación también depende mucho de las características de personalidad previas. Hay personas con tendencia paranoide que piensan que esto es algo orquestado, con tendencia a la hipocondría, que sienten que padecen síntomas y se autoobservan, personas con una tendencia más o menos pesimistas o quien hacen uso del humor y la creatividad ante las adversidades", explica la psicóloga Raquel Huéscar.http://www.enbienestarpsicologos.com/quien-soy/

Cómo sobrevivir a la cuarentena

- Abrir el foco. Lamentarse no es de gran ayuda. "La tolerancia a la frustración de esta sociedad es limitada y a veces nos quejamos por tener que estar encerrados en casa pero no estamos viendo que esta es la realidad de muchas personas en otras partes del mundo, o que somos unos afortunados al tener todas las comodidades", afirma.

- La importancia de las rutinas. "No nos cansamos de decirlo, cuando estás en tu vida habitual gusta salir de ella; pero en estas condiciones establecer rutinas flexibles ayuda a sentirnos seguros", recomienda.

- Conocer nuestro punto débil y cuidarnos. "Todos sabemos o deberíamos saber cuál es nuestro punto débil. Si eres de los que entras en pánico con cuestiones de salud, limita las informaciones a las que te expones; si eres de los que tiende a ponerse triste, intenta llamar a tu entorno, usar el humor, distraerte… Es decir, en estos días mediante el ensayo error, vamos a ir adaptando las recomendaciones generales a nuestras circunstancias".

- No descuidar la alimentación y el descanso. "Sin dormir de forma continuada no se puede estar bien, así de simple. Si puedes añadir algo de ejercicio mejor que mejor. El ejercicio segrega de forma natural sustancias naturales que generan placer y bienestar", asegura la psicóloga.

- Retos positivos. "En estos días me leo un libro seguro, ordeno la cocina o ayudo a mi hijo con la lectura. De esta saldremos, y con algo más de lo que partimos. Conversar, pensar con calma, mirarnos, sentirnos… Muchas veces de todo aquello de lo que intentamos huir en nuestra vida rápida y poco consciente", invita.

- Mantén el contacto social. Huéscar recomienda un contacto fluido con tu familia cercana y con los amigos lejanos. Siempre respetando los tiempos y sin estar disponible totalmente, pero poner palabras a lo que se siente ayuda.

- Si tienes hijos mantén la calma. "No sé si te has fijado que cuando un avión se mueve mucho lo que verdaderamente asusta es sentir que la azafata está nerviosa. Los niños nos miran a nosotros y cómo lo estamos llevando, somos su figura de seguridad", avisa.

ImagenRaquel Huéscar.
Licenciada en Psicología (especialidad de Psicología Clínica y de la Salud). Colegiada M-16237. Perteneciente al grupo de Psicología Perinatal del COP Madrid,

Para poder leer todo el articulo completo entrar en el enlace.
https://cadenaser.com/ser/2020/03/18/so ... 25512.html

Fuente de la información Cadena Ser
Imagen
José

Responder